Uruguay entre los 4 mejores equipos del Mundial Sudáfrica 2010

Tras el 1 a 1, los charrúas se impusieron a Ghana 4 a 2 desde los doce pasos -penales-, luego de que los africanos malograran un penal en el último minutos del suplementario; Abreu picó la pelota y le dio la victoria a los sudamericanos, que jugarán ante Holanda por un lugar en la definición.

Después de 120 minutos y la tanda de penales, el visceral grito de “¡Vamos, Uruguay!” tapó a las ensordecedoras vuvuzelas.

Un jugador -Luis Suárez- que se va expulsado se transforma en salvador, en héroe. A Uruguay le pesaban las piernas, pero le respondía el alma.

El último esfuerzo en ataque lo hacía Ghana; la entrega sin claudicaciones en defensa la corporizaba Uruguay, que había visto cómo sus mejores momentos (los primeros 25 minutos, buena parte del segundo tiempo) no le alcanzaban para ir más allá del empate.

Iba el minuto 120, y ambos equipos se habían vaciado, habían jugado con gran dignidad. Vino un tiro libre a favor de Ghana en forma de centro desde la derecha; en el área de Uruguay se produjo algo parecido a una revolución, con centro en una pelota ingobernable y un montón de jugadores dudosos de estar ocupando el lugar adecuado.

Uruguay tenía uno sobre la línea del arco, no enviado precisamente por el Maestro Tabárez, sino más bien por Dios. Era el centrodelantero Luis Suárez, al que el imprevisible arquero Kingson (se podía esperar de él la atajada más milagrosa como el error más burdo) le había tapado no menos de cuatro remates de gol. Con Muslera fuera de acción, deambulando en una montonera de jugadores, Suárez primero rechazó con las piernas un remate de Appiah. La pelota le cayó a Adiyiah, que definió alto, como para eliminar la oposición de Suárez, que quizá comprendió que para que Uruguay tuviera la posibilidad de seguir él debía sacrificarse. Y lo hizo: metió las manos para despejar el tiro.

Penal y expulsión. Penal y se terminaba el partido porque ya se estaba en tiempo de descuento del suplementario. Para ejecutarlo se paró Gyan, que había convertido dos penales, ante Serbia y Australia. Un delantero temible, poderoso, que se había fajado como el que más para conseguir el gol en la hora y media que había quedado atrás. Lo tenía a su merced, pero el tiro dio en el travesaño y salió.

Uruguay llegaba a la definición por penales con el entusiasmo de un resucitado. Tenía otra vida, mientras a Ghana no le alcanzaría el breve descanso para hacer terapia de recuperación. Ya se había empezado a ir del Mundial.

El fútbol tiene tantas vueltas que muchas veces es cruel: Gyan disparó el primer penal para Ghana y lo convirtió con una seguridad y precisión que no parecía el futbolista que cinco minutos antes había desperdiciado una ocasión histórica.

El arquero Muslera, que había terminado con los guantes calientes por las arremetidas de Ghana, empezó a leerles las miradas a los apesadumbrados africanos. Sobre todo, las de Mensah y Adiyiah, a quienes les adivianó la intención con dos estiradas a su izquierda para desviar sendos remates. Y llegó Abreu, justo un trotamundos del fútbol para hacer un gol en uno de los pocos puntos geográficos que le faltaba.

Nadie le avisó -a Kingson- que a este uruguayo le dicen “Loco”, entre otros motivos, porque se le ocurre “picar” la pelota en un penal. Y no le importa que sea el decisivo de un partido histórico. La pelota ingresó mansa y remolona por el medio para desatar el alocado festejo uruguayo.
Atrás habían quedado el golazo de tiro libre de Forlán y el temperamento general para absorber la adversidad de no tener a la pareja central titular (no estuvo el lesionado Godín y Lugano salió con la rodilla afectada en el primer tiempo). Uruguay también se había quedado sin Suárez y Lugano, dos fijos para los penales.

El loco Abreu – 4-2 (penales)

Con mucho sacrificio, pero estamos entre los 4 mejores!

Vamos Uruguay!


—-
Nací con el corazón atado a mis zapatos…
Nací acunada por el fútbol.
Nací en un lugar dónde muchas se llaman VICTORIA, y muchas otras CELESTE.
Nací en un país que el fútbol lo agranda, y atrás del fútbol se agranda el alma.
Nací en un mundo que nos premió con GLORIA, nací con HISTORIA… …
Nací con el grito de GOL entre los dientes…
NACÍ GRITANDO URUGUAY NOMA’!
Nací soñando con que llegue este día.
NACÍ CELESTE!!!!!!

SOOOYYYYY CELESTE!!!!! SOOOOOOYYYY CELESTEE!!! CELESTEEEE SOY YOOOOOOO!!!!
—–
FUENTE:
www.canchallena.com/1280938

www.agendainformativa.net

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.