Ministro Aguerre puso puntos sobre las íes en negocios con Turquía.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, desestimó las versiones que decían que la prohibición temporaria para la exportación de ganado en pie con destino a Turquía respondía a algún tipo de acuerdo con la industria frigorífica u otros sectores de la actividad, reiterando que la medida respondió exclusivamente a las desproporcionadas exigencias sanitarias exigidas por aquel país para la importación de carne.

La exportación en pie está habilitada para cualquier destino y lo estará también para Turquía cuando su administración determine las mismas condiciones para la exportación de carne que Uruguay tiene con los más diversos países del mundo y que se basan en las normas establecidas por la OIE.

Ratificando la postura ministerial, Aguerre indicó que ese mismo día en que estaba haciendo la conferencia (lunes de esta semana) suscribió la autorización para la exportación de 20.000 vacunos para el mercado de Egipto y en el transcurso del período desde que se inhabilitó el comercio de animales en pie para Turquía, se habilitaron embarques para Brasil, Venezuela y un nuevo negocio de ganado Holando para China.

Reiteró que la medida adoptada por el MGAP respondió a una solicitud formulada por INAC, donde están representados los diversos sectores de la producción e industria, para que se investigue la exigencia de Turquía que requiere el análisis del cerebro de cada animal cuyo destino es la producción de carne para su mercado.

Aguerre informó que en las últimas horas igualmente se autorizó una exportación cuya solicitud ingresó al ministerio con anterioridad al 19 de noviembre, cuando se recibió la solicitud del INAC.

Informaciones oficiosas procedentes de aquel país europeo establecen que el tema tendrá una rápida solución.

No obstante, esta semana estará viajando una representación uruguaya —integrada por diplomáticos de la Cancillería y técnicos del MGAP— para mantener una reunión en Turquía.

Otro de los factores que mantiene la atención de las autoridades uruguayas es la posibilidad de que los aranceles vuelvan a elevarse a la brevedad.

Según se indicó la tasa arancelaria para la importación de carne vacuna pasaría el 1° de enero del actual 30% a 225% (nivel que tenía antes de este año).

De confirmarse, el tema volvería a la consideración de las autoridades uruguayas. Con una diferencia de 90% de aranceles es imposible competir para cualquier empresa, indicó Aguerre.

FUENTE:

Boletín Negocios Ganaderos de Tardaglia.com.uy

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.