ECONOMÍA: El dólar comienza la semana subiendo en Uruguay y Brasil.

Las bolsas abrieron la semana bajo el manto de la incertidumbre y sin una dirección determinada. El entusiasmo generado por la victoria de los partidos pro-rescate en las elecciones en Grecia fue rápidamente eclipsado por el sombrío panorama de España e Italia, cuyos títulos de deuda mostraban unos rendimientos cada vez mayores, que atemorizan el mercado.

En Wall Street, los principales índices tuvieron operativas volátiles en la jornada de ayer lunes. Mientras el Nasdaq y el S&P, operaron el alza y ampliaron las ganancias de la semana pasada, el Dow Jones tuvo una leve pérdida del 0,20% para cerrar en 12.742 puntos. La semana pasada había ganado un 1,7%.

La bolsa de Nueva York había cerrado el viernes pasado en su segunda semana en terreno positivo, pese a la contracción de la producción industrial de EEUU en mayo del 0,1% y la caída de la confianza de los consumidores de junio al nivel más bajo en seis meses

Las acciones de la zona euro cerraron mixtas ayer lunes ya que los resultados de la elección griega ofrecieron poco alivio ante los temores de un contagio y los rendimientos de los bonos de deuda de Italia y España treparon. El rendimiento del bono a 10 años de España superó el 7%, un nivel considerado insostenible por muchos analistas. Además, la morosidad bancaria en España subió a su mayor nivel desde abril de 1994.

El nuevo líder griego -Antonis Samaras- dijo que Grecia cumplirá sus compromisos financieros, pero advirtió que requerirá algunos ajustes a los acuerdos de rescate. Sin embargo esto no tuvo un impacto inmediato en las calificaciones de crédito del país, dijo el lunes Standard & Poor’s, debido a que no remueve el riesgo de una eventual salida griega de la zona euro.

Los principales líderes intentan en la reunión del G-20 que se está llevando adelante en México enviar un mensaje de optimismo mediante un compromiso político para buscar el crecimiento, recuperar la estabilidad y devolver la prosperidad a los ciudadanos. En el centro de ese esfuerzo, Barack Obama y Angela Merkel, que representan las dos apuestas económicas actualmente en disputa, se reunieron ayer lunes en Los Cabos para tratar de unificar sus prioridades.

En este contexto, el euro alcanzó un máximo de un mes al comienzo de ayer lunes, pero rápidamente recortó las alzas ante un aumento de los rendimientos de los bonos de los países periféricos de la zona euro para terminar cayendo un 0,51% y cotizar en US$ 1,2573

En Brasil el dólar sigue firme, la semana pasada ganó un 0,99% y ayer lunes subió otro 0,63% para operar en R$ 2,057, en junio el dólar viene ganando 1,29% y 9,36% en el año. En tanto, el Bovespa ganó un 0,29% para cerrar en 56.267 unidades ayer lunes, la semana pasada había logrado un avance del 3,1%.

En Argentina el dólar minorista oficial opera estable en A$ 4,51 mientras en el mercado paralelo se siguió ofreciendo a A$ 5,93 a la venta sin que el gobierno pueda hacerlo converger a un piso de A$ 5. El Merval cayó un 0,18% para cerrar en 2.268,82 unidades ayer lunes, la semana pasada el principal índice de la bolsa de Buenos Aires terminó ganando 3,39%. En otro orden, el gobierno argentino informó que en el primer trimestre el PBI creció un 5,2% interanual y 0,9% frente al cuarto trimestre de 2011.

En Uruguay, al comienzo de la semana el dólar volvió a subir y recuperó el terreno cedido la semana pasada en la cual tuvo con un descenso del 0,32%. Este descenso cortó seis semanas consecutivas de alzas, la racha más larga desde septiembre de 2008. El dólar interbancario operó en $ 21,647 ayer lunes, un 0,31% por encima del cierre del viernes a $ 21,579, con lo que acumula un aumento de 1,62% en junio y de 8,45% en 2012. A su vez, el Banco República subió cinco centésimos la pizarra y ubicó el la cotización al público en $ 21,30 la compra y $ 22 la venta –su mayor valor desde setiembre de 2009-.

Los precios del crudo siguen cayendo, el contrato del Brent para entrega en agosto perdió US$ 1,46 para cerrar en US$ 95,76 por barril ayer lunes. En Nueva York el WTI para entrega en julio cayó 84 centavos para terminar en US$ 83,19 por barril. El viernes pasado el presidente de Ancap, Raúl Sendic, dijo que en julio la empresa evaluará una baja en el precio de los combustibles.

Es destacable que los granos hayan mantenido firmeza luego de unas elecciones de Grecia que no generaron optimismo. El panorama sigue complicado en Europa pero las materias primas siguen firmes.

FUENTE:

Boletín “Conexión Agropecuaria” Nro. 706  de elagro.com (Blasina y Asociados)

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.