Uruguay es el único país donde a la Semana Santa se la llama Semana de Turismo

Uruguay es el único país donde a la Semana Santa se la llama Semana de Turismo. Esa decisión fue por obra de José Batlle & Ordóñez. Es una discriminación a la religión como en ningún lado se da, pero tiene una explicación.
José Batlle & Ordóñez de niño recibe clases particulares en su casa, luego asiste a un colegio ingles y a los 16 años se inscribe en el club católico del uruguay junto con José Luis Zorrilla de San Martin, año 1874. Recibe formación religiosa, aunque no por muchos años.
El ex Pte Jorge Batlle (sobrino nieto) dijo que sus compañeros de liceo se burlaban de él porque cuando pasaba frente a la virgen del Parque Rodó se sacaba el sombrero en notorio signo de respeto y saludo.
Cuando ingresa en la Universidad, se zambulle en el espiritualismo que reina en ella desde su comienzo por ser manejada por la clase burguesa masona. Además al acercarse a Prudencio Vazquez & Vega un joven mason, prodigio, que daba clases de filosofía y murio jóven de pulmonía en la ciudad de Minas, toma los primeros pasos para alejarse de la Iglesia. Se acerca al Ateneo de Mdeo otro recinto masónico, y allí se imbuye mas aun en las enseñanzas filosóficas y anti clericales.
Pero no es eso lo que lo hace anti católico, sino que esa reacción nace de la discriminación que recibe por parte de la sociedad montevideana, conservadora si las había.
Esto surge cuando él ayuda a Matilde Pacheco a criar a sus hijos al ser abandonada por Ruperto Michaelson, su esposo y primo de Batlle, que se va a la Argentina en busca de “aventuras”.
La cuida por su enfermedad y se enamoran, ella aun casada, pero no pudiendo divorciarse por no existir en esa época esa posibilidad. Cuando muere Ruperto ahí si se casan y luego tienen hijos.
Pero la sociedad los señala con el dedo, ya que no le perdonaban que hubiera tenido esa relación con Matilde. Las amigas de Matilde la dejan de saludar, y las “damas de clase” se van cada vez que ven a Batlle llegar a un lugar.
Batlle era un hombre sensible, solidario, que escribia con su seudónimo “Laura” a favor de la igualdad de sexos, pero con un temperamento impresionante, capaz de ir hasta las últimas consecuencias en la situación que sea.
Cuando llega a Presidente en 1903 comenzó su “venganza”, expropió Parroquias, separó el Estado de la Iglesia (secularización), completó la laicidad que habia quedado pendiente de la época de Varela, sacar los crucifijos de los hospitales y … nos quitó el nombre sagrado de la Semana donde Jesús es crucificado y resucita.
La herencia de Batlle para el Uruguay es grande, y está, al igual que la de Artigas, inspirada en su base por los preceptos catolicos de “que los mas infelices sean los mas privilegiados”.

Hay que ver todo en su justo marco histórico.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.