Historia Uruguaya

Uruguay, ha recorrido en sus pocos años de vida, períodos bastante movidos política, económica y socialmente.

 

Los inicios de la colonización:

El territorio estuvo poblado inicialmente por charrúas, chanaes, guaraníes, tapes y arachanes.

Los charrúas, característicos  de la región, fueron los que ofrecieron una mayor resistencia a la conquista española.

Los europeos llegaron cuando se estaba imponiendo en todo el país la lengua y la cultura guaraní.

J. Díaz de Solís (1516), muerto a manos de los guaraníes, Magallanes (1520) y S. Gaboto (1527) fueron los primeros en explorar las costas.

Gaboto fundó, remontando el río Uruguay, un fuerte en la desembocadura del río que llamó San Salvador, que fue destruido por los charrúas (1529). Igual suerte corrieron otros establecimientos fundados posteriormente.

Hernández de Saavedra, gobernador del Paraguay, hizo desembarcar a principios del s. XVII varias cabezas de ganado bovino, que serían el origen de la posterior riqueza pecuaria de la nación.

La colonización, sin embargo, no avanzó hasta bien entrados este siglo gracias a las reducciones creadas por franciscanos y jesuitas.

Los portugueses, desde Brasil, efectuaron continuas incursiones a fin de extender sus dominios hasta el estuario del Plata, junto al que fundaron en 1680 la Colonia del Sacramento.

La fundación española de Montevideo, en la llamada Banda Oriental, fue más tardía (1724-1726).

Finalmente el conflicto territorial entre las dos potencias coloniales se resolvió con el tratado de San Idelfonso (1777), que significó el reconocimiento formal de los derechos españoles.

La competencia comercial entre Montevideo y Buenos Aires se inició a partir de 1778, a raíz del tratado de libre comercio.

Los británicos, ante la alianza entre Carlos IV y Napoleón, ocuparon por unos mese Montevideo en el año 1807.

 

La independencia:

La capital uruguaya, frente al auge del movimiento independentista surgido en Buenos Aires, extendido también a las regiones interiores de la Banda Oriental, se convirtió en baluarte de los realistas.

En 1811, Venancio Benavidez y Pedro Viera lanzaron el llamado “grito de Asencio” y tras la victoria de Las Piedras, puso sitio a Montevideo.

La invasión portuguesa en ayuda del virrey F. J. Elío empujó a la Junta de Buenos Aires a aceptar un armisticio, y Artigas, aclamado como jefe de los orientales, pasó al otro lado del río Uruguay encabezando el llamado “Éxodo del Pueblo Oriental” (1812).

Montevideo cayó en manos del directorio bonaerense (1814) y poco después fue conquistado por los artiguistas (1815).

Las luchas entre centralistas y federalistas allanaron el camino para la invasión brasileña (1816) y tras la derrota de los patriotas en la batalla de Tacuarembó (1820), la Banda Oriental fue incorporada a Brasil como Povincia Cisplatina (1821).

Finalmente, en 1825, la expedición de los Treinta y Tres Orientales, dirigida J. A. Lavalleja y M. Oribe, provocó el levantamiento del pueblo uruguayo y la entrada en guerra con Buenos Aires.

La victoria de las tropas bonaerenses frente a los brasileños en la batalla de Ituzaingó (1827), y la mediación decisiva de Gran Bretaña, movida por sus propios intereses, culminaron con la convención preliminar de la paz (1828) y la creación de un Estado independiente interpuesto entre Argentina y Brasil.

En 1830 se promulgó la Constitución republicana y fue elegido el primer presidente, Fructuoso Rivera.

La vida política de la nueva República, en su etapa inicial, estuvo presidida por los enfrentamientos entre el partido Colorado (centro-izquierda), fundado por rivera, y el partido Blanco (centro-derecha), fundado por Oribe.

Este llegó al poder en 1835, pero Rivera se impuso de nuevo en 1838 apoyado por Francia.

Oribe ayudado por el dictador argentino J. M. Rosas, sometió a los caudillos del interior del país y desencadenó la llamada Guerra Grande (1843-1851).

En las décadas siguientes se impuso una política de fusión de intereses y fortalecimiento de la soberanía uruguaya.

La hegemonía del partido Blanco estuvo en el origen de la guerra civil de 1863-1865, que dio paso a la dictadura militar de V. Flores (1865-1868), y con este en la intervención de Uruguay en la guerra de la Triple Alianza, integrada además por Argentina y Brasil, contra Paraguay (1864-1870).

 

El Estado Moderno:

Con el intermedio de nuevas dictaduras militares (L. Latorre, M. Santos), llegó al poder el presidente J. Batlle Ordónez (1903-1907, 1911-1915), quién sentó las bases del estado moderno, liquidó las guerras civiles, los enfrentamientos de intereses y promulgó una avanzada legislación social.

La etapa batllista se prolongó, a través de sus sucesores, hasta la década de 1930.

En esta época la crisis mundial de 1929 propició el golpe de Estado y la dictadura de G. Terra (1933), que fue seguida de nuevas constituciones y de los intentos populistas de L. Batlle Berres (1947-1951, 1955-1956).

El descontento en las zonas rurales favoreció, después de casi un siglo  de ausencia, el regreso de los blancos al poder (1958), que tras el fracaso de su política pasó a manos del general O. Gestido (1966).

Su fallecimiento (1967) llevo al gobierno al vicepresidente J. Pacheco Areco (1967-1972), cuya gestión asi como la de sus sucesor, J. M. Bordaberry (1972-1976), agravó la crísis económica y social.

La aparición de la guerrilla urbana de los “tupamaros” (Movimiento de Liberación Nacional) provocó la férrea dictadura militar que se prolongó de 1973 a 1984, año en que unas elecciones restringidas situaron en la presidencia a J. M. Sanguinetti (1985), del Partido Colorado.

Continuando su política de reconciliación nacional, consolidación de la democracia y recuperación económica, le sucedió en 1990 L.A.Lacalle del Partido Blanco.

En las elecciones de noviembre de 1994 es elegido por segunda vez J.M. Sanguinetti, del Partido Colorado, ganó las elecciones siendo el primer presidente reelecto en la historia de Uruguay en elecciones generales.

En la elecciónes de 1999, llegó al poder también del partido Colorado el Sr. jorge Luis Batlle, que debió enfrentar una crísis muy grabe a nivel mundial.

Seguidamente, en 2004, el Partido Frente Amplio, por primera vez llega al poder, con el actual presidente , el Dr. Tavaré Vázquez.

Este año, 2009, se realizan nuevamente elecciones para el período 2010-2015, y posiblemente, tengamos como presidente a alguno de los 2 presidenciables con mayor aceptación por parte de los uruguayos; por el FA a J.Mujica y por el PN a L.A. Lacalle.

—-

FUENTE:

– Enciclopedia: “Diccionario Enciclopédico Universal y del Uruguay”

– Reflexiones del Autor. Neville C. Charbonnier

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.